Juguetes Rotos

Simplemente juega. Diviértete. Disfruta el juego. Michael Jordan

Sin que sirva de precedente, voy a saltarme el orden cronológico y no voy a escribir sobre el #OceanLava de Tenerife en su modalidad Half.  Esta entrada, la voy a utilizar para realizar una reflexión sobre las expectativas que tenemos, que nos hemos creado y sobre todo e indirectamente que nos han creado dentro no solo del Triatlon, sino en cualquier modalidad deportiva a nivel amateur-popular.

Pues bien, nos situamos el pasado domingo 26 de Marzo, fecha elegida para disputarse bajo el nombre de #Trixperience el Campeonato de Europa de Triatlon, el Clasificatorio para el Campeonato de España en modalidad Sprint y por último un Triatlon Sprint Popular, que era en el que iba a participar. Toda iba como la seda, el ambiente era espectacular al igual que la organización, cuando nos encaminábamos a dejar la bolsa en el guardarropa, un ruido estruendoso rompió el tenso silencio que se viven en los momentos previos de cualquier Triatlon. El ruido, provenía del lanzamiento “literal” de la bicicleta por parte de un participante del Clasificatorio, que bien sufrió una lesión, bien tuvo algún problema mecánico o bien fue descalificado por algún motivo. De todos modos, el motivo no creo que sea lo importante, el objetivo de esta reflexión fue la actitud que tuvo este triatleta,  Este “lanzamiento no olímpico” arrastró la bici varios metros de su posición, con la posterior “caricia” que recibió por parte de la pierna del participante. Como es normal, al romper la calma del momento, todos los que por el lugar se encontraban, volvieron rápidamente sus cabezas para buscar el motivo del estruendo, quedando todos un poco sorprendidos y anonadados ante tal “espectáculo”. Hasta se pudo escuchar…”no voy a mirarlo por si acaso recibo yo también”. Con la descripción de este hecho, no quiero juzgar ni demonizar a este triatleta, ni mucho menos, quizás detrás del motivo de la retirada, hay miles de horas y kilómetros partidos por tal motivo, quizás el sueño de algún patrocinio se difuminara…lo que si pretendo es hacer una reflexión sobre nuestras expectativas cuando participamos en un evento deportivo…

Quizás esta vorágine que nos ha invadido a un sector de la sociedad, se no esté escapando de las manos, ¿Realmente nuestras expectativas están fundadas en objetivos saludables? o bien, ¿Detrás de la participación en diferentes modalidades, ya sean triatlones, carreras populares, carreras de obstáculos, se esconde una competitividad patológica? La competitividad es beneficiosa, nos hace evolucionar, nos hace lograr retos imposibles, pero lo que no podemos es perder la perspectiva de que el objetivo principal de participar en estas pruebas deportivas es divertirse, es pasar un rato lúdico al lado de amigos y familiares, aparte claro está y no por ello menos importante, mejorar nuestro estado de salud (hay que buscar el efecto inversamente proporcional de la realización de ejercicio físico y el gasto sanitario de los Servicios de Salud). Perder la perspectiva, convierte nuestra mañana de sábado o de domingo, en una obligación, transforma el deporte amateur, en un pseudoprofesionalismo mental deportivo. Ahora bien, ¿como se llega a tal situación? quizás la línea que separa la diversión de la frustración deportiva es muy delgada, lo único que esta frustación, pienso que su duración debe ser proporcional al tiempo que se tarda en buscar una cara familiar cuando has terminado o bien cuando has tenido que abandonar. El mejor ejemplo de deporte amateur, saludable, divertido y saludable me lo regala en cada prueba mi compañero de fatigas deportivas Fran, él si hace falta se para, sonríe, saluda y hasta como dice Elsa “si se tiene que echar un cerveza segura que se la echaría”. Fran probablemente al igual que el que le escribe, nunca subamos a un podio, pero Fran tiene más podios de espíritu deportivo que muchos que son juguetes rotos de propias expectativas.

foto blog.jpg


One response to “Juguetes Rotos

  1. No hago deporte, no me gusta… Y no creo que lo haga nunca, por ello no sé si estoy autorizada para decir que, a pesar de eso, me encantan las entradas de este blog… Consiguen que una atea del ejercicio y del sacrificio entienda que en tu cabeza, y en la de muchos otros que están enganchados a éste o a otros deportes, la sensación sea la de que realmente están compitiendo y no solo divirtiéndose… Tienes razón, es fácil perder de vista que lo más importante es disfrutar de lo que estás haciendo; pero por otra parte hay alguien que me dijo, “yo no puedo competir por diversión, si no voy con la posibilidad de que puedo ganar, o “ganarme” a mi mismo, no me siento bien”

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s